La imagen

Vamos en ese viento huracanado, con frío. Penetra en el cuerpo, no se evapora, no se detiene.

El viento te traga, te lleva a su vientre y queda ahí en la barriga.

Como le pasó a Jonás cuando iba en su barca. en el mar. No iban solos, iban muchos.

Todos llenos de sueños y pesadillas que son monstruos, imágenes dios mío que vemos cada día para bendecir el pan nuestro de todas nuestras injusticias.

Que será de nuestro estercolero, si la reacción no llega a tiempo, la imagen no penetra y es otra nueva estampita?

Dios que no se repita, que no bese el santo de ese monstruo que envenena.

La artista bruta

A %d blogueros les gusta esto: