Hija del Caos

Son dos personajes. No me los he inventado. Uno es Rita, mi perra.

Tiene un gran olfato, con el busca sus deseos si tiene el celo.
La otra es Micaela, la humana es su dueña. Su instinto es opaco.

La búsqueda de la razón y la lógica siempre la tienen muy mareada.
La consumación de los deseos de Rita, vienen por los despistes de Micaela.
El parque se ha convertido en una jaula de zorros sintiéndose Rita la mas perra, de las perras: la mas puta….Los perros iban haciendo una cola interminable y las otras perras ladraban el nombre de mi perra.
Micaela andaba despistada con el iPhone y el aburrimiento.

Rita corría y corría hasta llegar al parque porque sabía que tenía pocos minutos para consumar su deseo.
La imagen era clara. Yo tenía un iPhone con el que me podía comunicar. Sentir mas o menos lejos, la presencia de los que quiero. Rita tenía a cinco o seis perros dispuestos a hacerla sentir una dama mejor dicho insisto una perra.
Micaela, la humana, la lógica, la racional tuvo que conformarse con su conducta racional una vez mas.
En cambio Rita, la perrita era mas feliz que nunca. Sus orejas volaban cuando Micaela recordó que Rita tenía el celo y debía de sacarla lo más pronto posible de allí.
Rita miraba a Micaela con cara de no te lo perdonaré nunca.

A la vuelta de la esquina Rita ya lo había olvidado porque un perro muy apuesto, parecía de buena familia, la siguió hasta llegar a casa.
Estaba tratando de cerrar la puerta y Rita trataba de sacar las orejas.
Vuelta a mi Mundo Ópaco: Redes sociales, Facebook, Twitter, Gmail. Redes Sociales: Facebook, Twitter, Gmail… pienso en ese juego animal, sexo animal, todo animal….y de repente veo a ese chico,en la pantalla:¡ Ataque: Quiero verte!

El responde: Aquí, ahora: Sexo virtual en la redes.

Este infierno llamado tecnología, hija de una virgen puta llamada razón y un cabrón llamado capitalismo nos tienen sujetos: cuerpo y alma.

La caricias, la imaginación, el concepto, la psique, litros de flujos y sudores en diferentes pantallas, con diferentes enchufes, llegan al orgasmo.

¿Será que hace tiempo que no folló? será que siempre estoy sola, ¿Será que ya no es lo de antes? Sea lo que sea por una noche me he sentido hija del Caos.

Mientras tanto, la ciudad duerme.

 

La artista bruta

A %d blogueros les gusta esto: