Feminidad,  negra.  No empieza ni acaba. Empieza en ser negra, no acaba en ser mujer. Se diluye en la lucha política de muchas otras luchas.

A la feminidad mi negra le amenaza la desigualdad, la indiferencia a ser siempre precaria. 

Rompe reglas en el estilo, la forma y la esencia. Luego se diluye y quedamos invisibles. 

Los pasos son un devenir de muchas comunidades, de muchos ejercicios de integración pero no parecen venir de las negras sino de otros sucesos u otras consecuencias.

¿Cuales son tus pasos, negra? ¿Donde estas, mi negra?

El estilo arranca vivo, étnico, multicultural, luego se pierde

Quiero crecer buscando  mi cultura. En la mano mis gafas buscando la crítica, la injusticia y la desigualdad que tanto me ha impregnado,

Leo a Fanon, a Davis y a Wa Thiongo. Quiero leer cosas tan imperativas que maten mas que un cáncer pero que me hagan crecer.

La desigualdad la quiero entender para reírme de ella.

A este mundo sordo, despoetizado y mudo, le quiero arrancar  los ojos para que de no ver vea que el cambio es posible.

No quiero callarme ni autocensurarme busco la realidad hacia mi propia centro, hacia mi cultura.

Hasta ahora buscaba solo aprender, ahora busco aprender,desaprender lo que de siempre me atropo.

En definitiva, arrancarle los ojos a la ceguera para iluminar el camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.