Automatismos del Chino

Hemos aguantado bicha Rita y yo un minuto la mirada. Distantes. Rita, en su silencio y yo en mi soledad. Ella temblando hacía un rato la acababa de duchar.

Yo esquiza, con mis sentimientos que pasan de la alegría al llanto. En esa ternura incómoda empezó a centrifugar la lavadora terminé de tender la ropa que había en el cesto y me preparé el desayuno.

Jaume viene del Chino con un automatismo: es invierno hace frío, mucho frío ha nevado en todo el Pirineo, ha subido la luz y tenemos una lucha latente: nuestra salud y estar presentes.

He comprado un aparatejo -dijo- que sirve para regular el tiempo que esta encendido la calefacción. Cogió unas tijeras abrió el envoltorio y saco el aparato.

Estaba roto y quemado. Desilusionado pero decidido a solucionar la injusticia de la subida de la luz y el frío volvió de nuevo al Chino a cambiar el aparato.

Se ha de ser astuto pensé, se ha de ser astuto..…permanecer…dios mío, qué frío!

Así apareció el Chino, una guarida donde hace frío, un alambre que condiciona, estructuras y poderes que construyeron en el meollo de la lucha social.

Chino, eres un óvulo, un recluso, una inmigrante, un refugiado, soledad y borrachos.

Un parque destrozado y la esperanza del cambio en un fluir constante, un ir y venir.

Circulación en todas las esferas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.