A Bauman

Estaba buscando el libro  Vivir con extranjeros de Zygmunt Bauman. Revolví toda mi estantería, me llamo Jordi y no paraba de hablar con él diciendo eso de que extraño es el amor que no lo entiendo y recordaba el amor líquido y las relaciones de hoy. 

Estaba tratando de dar pasos en como entender una sociedad descompuesta por su propio status quo, por la barbaridad que genera el éxodo.Hasta ayer estaba a punto de hacer una mudanza que al final no hago.

Los estratos y los estadios son espacios  ingobernables y lejanos y no hay espacio, no hay lugar.

Es difícil de entender que ya no soy siquiera de la clase obrera, soy una underclass. La transformación de la sociedad no está en base a ser obrero solamente está en base a no tener clase. A no figurar en el mapa de todas las posibilidades que se dan.

¿Pero y si hubieran pequeñas conexiones, tan pequeñas que hubieran dudas, tan pequeñas que nunca sabrás si son reales, imaginarias o ficticias y la única realidad que tuvieras es de transformarlas?

La globalización nos ha hecho extraños que no tienen espacio donde transformar aquello que viven. No hay lugar y si no hay lugar no hay cambio. Vuelta a la alienación cartesiana.

 

Recuerda siempre que vuelvas a esa alienación cartesiana es que encima todavía serás una extraña donde el sistema quedrá sacudirte entera en su propio abismo.

….Deja de ser extraña, deja de ser extranjera, busca el espacio….

Nos vemos en el abismo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.